Publicidad
domingo, 12 septiembre 2021 | Educación

Paulo Freire el más recordado en el Día del Maestro

La pedagogía del brasileño ha ido ganando terreno con el paso de los años hasta llegar a superar en muchos aspectos al mismo Sarmiento.
Paulo Freire el más recordado en el Día del Maestro

El 11 de septiembre se celera el Día del Maestro en nuestro país recordando el fallecimiento de Domingo Faustino Sarmiento, uno de los personajes más controvertidos de la historia nacional. Sin embargo, a la hora de emitir mensajes sobre este día se trae a colación la pedagogía de Paulo Freire.

Totalmente opuestos en sus ideas, Sarmiento hoy es muy cuestionados por la idea de educación que tenía más allá de que el sistema educativo se mantuvo vigente, su educación para todos no era para todos sino que excluía a muchos.

En contraposición, Paulo Freire se convirtió en el pedagogo de los oprimidos y en su trabajo transmitió la pedagogía de la esperanza, influyendo en las nuevas ideas liberadoras en América Latina


Títulos de interés:
>Dos maestras argentinas, entre las mejores 50 del mundo
>El Instituto de Profesorado 22 capacitó a sus estudiantes sobre la Ley Micaela

Con su principio del diálogo, enseñó un nuevo camino para la relación entre profesores y estudiantes, sus ideas se reflejaron en procesos democráticos de todo el mundo.

Freire nació en Recife, Brasil en 1921, estudió letras y se doctoró en Filosofía e Historia de la Educación con la tesis ?Educación y actualidad brasileña? que sentó las bases de su método.

En 1963 puso en práctica su primer experiencia educativa de grupo, dentro de la Campaña Nacional de Alfabetización, consiguiendo la alfabetización de 300 trabajadores rurales en mes y medio, lo que llevo a que sea acusado por la oligarquía y por ciertos sectores de la Iglesia de agitador político.

Como consecuencia del golpe militar de 1964, debió abandonar su actividad, calificada de subversiva, y buscó refugio en Chile, donde escribió "Pedagogía del oprimido", cuyo contenido desagradó al gobierno de Santiago.

Juan Manuel Fernández Moreno plantea que Freire se ocupó de los hombres y mujeres «no letrados», de aquellos llamados «los desarrapados del mundo», de aquellos que no podían construirse un mundo de signos escritos y abrirse otros mundos, entre ellos, el mundo del conocimiento (sistematizado) y el mundo de la conciencia (crítica). Porque para Freire el conocimiento no se transmite, se «está construyendo»: el acto educativo no consiste en una transmisión de conocimientos, es el goce de la construcción de un mundo común.

"Cartas a quién pretende enseñar" es otro de sus trabajos, donde le habla a los docentes, y a quienes van camino a serlo, con firmeza y la generosidad característica de su estilo. Defiende la necesidad de una autoridad que nada tiene que ver con la arrogancia y que, por el contrario, permite la confianza del maestro en sus propios saberes y convicciones y en su capacidad para vincularse con los alumnos y proponerles otros mundos posibles. Las cartas recuperan el sabor del diálogo y el valor de la transmisión que surge de la experiencia .

Por haber vivido la pobreza, por considerar al otro como un ser de conocimiento, que todos tenemos algo que aprender y algo que enseñar, por considerar que la enseñanza se debe dar en el contexto de quien desea aprender y por muchos aspectos más es que cada 11 de septiembre Paulo Freire es el más recordado para conmemorar el aniversario del fallecimiento de una persona totalmente opuestas en pensamientos e ideales.

Publicidad
Publicidad Publicidad Publicidad Publicidad
Publicidad
Av. San Martín 1215 San Lorenzo, Santa Fe, Argentina | C.P.: 2200 | +54 341 691 2807
© Copyright 2010, Todos los derechos reservados.
Escuchar en Google Podcasts