Publicidad
viernes, 08 octubre 2021 | Educación

Educación: el trabajo entre pares y sus beneficios para favorecer la diversidad

Como se deben relacionar el juego, el aprendizaje, la educación y el trabajo en conjunto para lograr una calidad educativa en las infancias.
Educación: el trabajo entre pares y sus beneficios para favorecer la diversidad

El sistema educativo ha ido cambiando de paradigmas con el paso del tiempo, encontrándose hoy en una etapa de inclusión. Esto genera que se valore la diversidad dentro del aula y los docentes se encuentren con una gran variedad de casos en un mismo espacio.

11Noticias dialogó con las especialistas en educación Pamela Morgades, Licenciada en Fonoaudiología con formación en Psicología Social, y Agustina Andreani, Psicopedagoga y Profesora de Educación Especial en discapacitados intelectuales, sobre que hacer al notar dificultades en el aprendizaje, el rol de la familia y de los educadores.

"Se habla mucho de muchos trastornos, hoy en día existen numerosas patologías, nomenclaturas, etc. que coinciden con un paradigma médico, que muchas veces va de la mano con la medicalización de las infancias. Algunos niños son diagnosticados sin que nadie los haya escuchado, sin referencia a su contexto y a su historia" explica Pamela.


Títulos de interés:
>AMSAFÉ comenzará mañana el segundo paro y el Gobierno advirtió que no hará otra oferta
>Alberto firmó un decreto para convertir los planes sociales en puestos de trabajo

Agregando que "es fundamental, cuando hablamos de niños y de niñas, no patologizar, no etiquetarlos, porque limita la posibilidad de pensarlos por fuera de esa marca. Como trabajadores de la educación, nos exige pensar a las infancias de manera integral, esto sería ubicar el contexto social actual, los vínculos que rodean a ese niño, su familia, las instituciones que transita".

Por su parte, Agustina añade que "con respecto a los trastornos de los aprendizajes, podemos decir que existen ciertas circunstancias que hacen que un niño presente un malestar. Esta situación puede expresarse en un `no aprender´ de la forma que el adulto le exige en ese momento. Pueden observarse dificultades en la comprensión, en los procesos de lectura, escritura, calculo, resolución de situaciones problemáticas, entre los más comunes".

A la hora de analizar el funcionamiento de las instituciones educativas, las especialistas expresan que "la escuela de hoy, como institución social, se ve atravesada por el advenimiento de nuevas infancias que también son un producto socio histórico, los niños y las niñas de hoy tienen otras necesidades, que tal vez no sean siempre satisfechas por la escuela, que muchas veces es una institución con un modelo de antaño".

Ambas resaltan el trabajo entre pares, entre estudiantes, junto a los educadores, directivos, familia y todos los que conforman la comunidad educativa siempre priorizando el interés de las infancias, así es que Agustina analiza al juego como "el motor de los aprendizajes, a través de él se sientan las bases para el desarrollo del conocimiento, a partir del juego los niños aprenden a vincularse con otros, a compartir, a resolver diferentes situaciones, desarrollan habilidades comunicativas, imaginan, expresan deseos, representa, por eso el jugar es fundamental para la vida de los niños, por eso el jugar es cosa seria".

Mientras que Pamela resalta la importancia de la trayectoria escolar que "empieza con su ingreso al sistema escolar, es todo el recorrido que realza hasta su egreso, por eso debe ser significado en su singularidad, y modificado o revisado las veces que sea necesario".

Al ser consultadas por el rol que deben cumplir los adultos, ya sean parte de la familia o docentes, estipulan que "en primer lugar se debe escuchar a los niños y niñas, siempre, validar su discurso, pero fundamentalmente tener en cuenta que muchas veces somos los adultos los que no respetamos sus tiempos, los que intentamos enfocarnos solo en los contenidos curriculares, con sus tiempos esperables, desoyendo los recursos con los que ese niño cuenta".

Pamela añade que "una forma de acompañar a los chicos en sus construcciones escolares es presentar alternativas, allanar el camino, darle seguridad en sus producciones, alentarlos, incentivarlos en la búsqueda de estrategias" y Agustina agrega que "en caso de que persistan o se acentúen las problemáticas, es necesario una consulta oportuna, con profesionales que aborden estas cuestiones y siempre mantener el vínculo entre la familia y la escuela, no nos olvidemos que somos los adultos los responsables de la educación de los niños".

Si bien debemos considerar que cada niño o niña tiene su tiempo de aprendizaje, que debe ser respetado y jamás forzado, la Licenciada en Fonoaudiología y la Psicopedagoga nos cuentan que "podemos tener presente que hay algunas pautas esperables en el desarrollo, en relación con algunas habilidades, sociales, cognitivas, vinculares y sociales, del lenguaje, entre otras, lo importante es tener una mirada atenta frente a esto".

Y reflexionan sobre el hecho de "romper las etiquetas, los diagnósticos que obturan a los sujetos, también hay muchos decires en las escuelas que no dejan ver a los sujetos. Se habla muchas veces, del `lento´, del `que no le da´, `volado´, el `disperso´, `el que se atrasa siempre´, acá es donde hay que poner un freno, un stop y permitirse los interrogantes, mas que las afirmaciones".

Si bien las profesionales son de la ciudad de Rosario, conocen las escuelas de la zona por haber trabajado con casos en muchas de ellas y plantean que pueden asesorar a familiares que estén con inquietudes sobre la educación de sus niños o a docentes sobre como trabajar con sus estudiantes para no excluir a nadie, pueden comunicarse a los teléfonos (341) 3250309 o (341) 3292405

Publicidad
Publicidad Publicidad Publicidad Publicidad
Publicidad
Av. San Martín 1215 San Lorenzo, Santa Fe, Argentina | C.P.: 2200 | +54 341 691 2807
© Copyright 2010, Todos los derechos reservados.
Escuchar en Google Podcasts