jueves, 29 abril 2021 | Opinión

Educación en pandemia: ¿Positivo o negativo?

En el último año el mundo ha sufrido una serie de cambios que llevó a reorganizar muchas actividades y la educación no es la excepción. Hay cuestiones que son positivas y otras que hay que mejorar.
Educación en pandemia: ¿Positivo o negativo?

Luego de transitar un año de educación virtual y varios meses de un sistema bimodal o semipresencial a causa de la pandemia mundial hay muchas cuestiones que quedaron al descubierto de las escuelas, algunas en forma positiva y otras no tanto.

Hay que ver de que lado uno decide detenerse a analizar, en cuanto a lo negativo nos encontramos con que la conexión para la educación virtual no es para todos por igual, muchas veces varias personas en un mismo hogar deben compartir los dispositivos, los servicios de internet no funcionan a pleno, especialmente si se usa los datos de un teléfono.

Pero el servicio de internet no es lo único malo, esta situación dejo en claro que las escuelas, en especial las públicas, no estaban en condiciones. En algunos casos, sin agua, sin luz, con problemas edilicios, poco espacio o personal para llevar adelante las condiciones necesarias para trabajar.


Títulos de interés:
>AMSAFÉ comenzará mañana el segundo paro y el Gobierno advirtió que no hará otra oferta
>Denuncian caso de bullying en una escuela de San Lorenzo

Había aulas abarrotadas de estudiantes, donde un docente debía estar enseñando a más de 20 chicos por salón, cada uno con necesidades e intereses diferentes, lo que hace muy difícil lograr un nivel de equidad.

Pero si nos paramos del otro lado de la línea, nos encontramos con muchos hechos que resultan positivo y debemos analizar si son momentáneos o llegaron para formar parte de la nueva educación.

En primer lugar, tantos años de abandono por parte del Estado se vio forzado a solucionarse rápidamente, tanto en lo edilicio como en la cantidad de personal, por supuesto que falta pero ya es un gran avance.

Por otro lado, fue una gran oportunidad para revalorizar el rol docente y la importancia de la escuela como lugar de contención. A todo esto, se le suma que las maestras y maestros tuvieron que enfrentar nuevas formas de enseñar, adquirir conocimientos sobre la tecnología y vincularlos con los contenidos que se tienen que dar.

Si esto se sigue, podemos enfrentarnos a un cambio de esa escuela tradicional de más de 200 años, donde se impone conocimiento a través de un sistema que deja de lado a muchos que no "logran los objetivos" y pasar a un tipo de educación en la que los niños tienen el conocimiento al alcance de la mano pero necesitan de alguien que los guie y les ayude a encontrarle sentido a toda esa información.

Así como dice el pedagogo y filósofo brasileño Paulo Freire " enseñar no es transferir conocimientos, es crear la posibilidad d producirlo".

Y por último, destacar la importancia de que hoy los docentes se encuentren trabajando en aulas menos pobladas, donde tienen cuanto mucho 10 niños y a pesar que por los protocolos no puede haber contacto, se hace más fácil una enseñanza y un acompañamiento más cercano, estar atento a los que los niños necesitan y responder dudas o inquietudes.

Ante todo este panorama, ahora es tiempo de pensar que es lo que necesitamos que quede para siempre, que es lo positivo que nos dejo esta pandemia y que cambios somos capaces de mantener pensado en la nueva educación.

Por: Adrián Valeiro

Publicidad
Publicidad Publicidad Publicidad Publicidad
Av. San Martín 1215 San Lorenzo, Santa Fe, Argentina | C.P.: 2200 | +54 341 691 2807
© Copyright 2010, Todos los derechos reservados.
Escuchar en Google Podcasts