lunes, 16 mayo 2022 | Opinión

¿Qué hace falta para que en la provincia se abran nuevos Juzgados Federales?

Para el abogado Lucas Grivarello, se trata de una cuestión de decisión política. El letrado remarca además la importancia de que la Justicia Federal se asiente en San Lorenzo con mayor presencia.
¿Qué hace falta para que en la provincia se abran nuevos Juzgados Federales?
Publicidad
La Justicia Federal toda se reunió en Rosario en vistas a mostrar un apoyo hacia los jueces que investigan causas de narcotráfico en Rosario, ciudad asediada por las bandas narcocriminales. La foto, inédita en la historia, viene a ser una suerte de palmada en la espalda a aquellos operadores judiciales que diariamente se inmiscuyen investigando a la red de venta de estupefacientes y de delito organizado más grande del país.

La situación en Rosario es insostenible. Con un promedio de más de un muerto por día en situaciones violentas, la ausencia del Estado se nota y mucho. Los hechos de inseguridad, ya se han reinventado y mutado convirtiéndose en extorsiones a comerciantes, robos piraña, etc. Se vislumbra con claridad una ruptura del entramado social. En ellos influyen sin duda la popularidad de las sustancias (a la difusión de las mismas, le sumamos la carencia total de entes estatales dirigidos a la recuperación de adictos), la ausencia de familia, la falta de trabajo, la precariedad educativa, etc.

Con este escenario de una vasta complejidad, a ése Estado ausente en materia educativa, laboral, habitacional, etc., no le queda otra alternativa que fortalecer la Justicia, a fin de que con la persecución del delito, mermen los guarismos de las estadísticas criminales. Podríamos decir que la Justicia viene a ser el parche a las omisiones estatales que acarrean décadas de desidia y ajenidad.


Títulos de interés:
>De Grandis fue reconocido con una distinción del Congreso de la Nación
>Solo 100 días nos separan del inicio del Mundial

Lo que no se debería perder de vista es la naturaleza de la función judicial. La justicia, esencialmente, es un poder que actúa con los hechos consumados. Es la parte del Estado que intenta enderezar lo que ha perdido el rumbo. Básicamente, aquel que no ha cumplido con los mandatos legales, será castigado con penas. Y acá está el quid de la cuestión. Los hechos consumados, son los que hay que evitar. Por supuesto que ante el avance exponencial de un delito de esta magnitud, la justicia debe perseguir, investigar, y condenar.

Pero a aquellos que perdieron la vida en un ajuste de cuentas, lastimosamente no los vamos a recuperar. A esos jóvenes a quienes empujaron a entrar en el mundo de las adicciones, nos va a costar muchísimo llevarlos nuevamente a una vida tranquila y de afecto al trabajo. Es por eso que la función ejecutiva del Estado, es tan o más importante que la justicia en esta lucha.

Es importante que los juzgados aumenten sus herramientas en cuanto a recursos humanos y a tecnología para la persecución criminal. También es vital que se multipliquen y se cubra territorialmente con los mismos, las áreas donde el delito se manifiesta más caliente ¿Qué hace falta para que en la provincia se abran nuevos Juzgados Federales? No creo que la respuesta exceda de dos palabras: “decisión política”.

En la zona de puertos, del cordón industrial, se vive una realidad particular, que se debería tener en cuenta. Las comunicaciones vía transporte fluvial, vuelven al espacio vulnerable al tráfico. Juzgados Federales para ciudades como San Lorenzo, adquieren una gran valía.

Es importante entonces, que a la hora de implementar una política de expansión de la justicia federal, se tengan en consideración todas estas aristas. Que la prevención del delito, sea la política por excelencia, pero que a ésta problemática en particular se la combata por distintos flancos: que haya instituciones estatales para recuperación de chicos en consumo, más juzgados federales para perseguir y penar a narcotraficantes (y establecer parámetros de la inteligencia criminal para diagramar las políticas a futuro), y más trabajo, salud y vivienda para fortalecer la familia y la escuela como células de contención.

Por Lucas Grivarello. Abogado. Fundador y expresidente del Club Atlético María Madre de La Lata, una institución que surgió con el objetivo de prevenir el consumo de adicciones en chicos por intermedio del deporte.

Publicidad
Publicidad Publicidad Publicidad Publicidad
Publicidad
Av. San Martín 1215 San Lorenzo, Santa Fe, Argentina | C.P.: 2200 | +54 341 691 2807
© Copyright 2010, Todos los derechos reservados.
Escuchar en Google Podcasts