lunes, 19 abril 2021 | Informes

Piden informe sobre casos de morbi-mortalidad en el Cordón Industrial

En 2012 un informe del Ministerio de Salud indicó que se registraron 1.268 casos de tumores y la ocurrencia de muertes prematuras predominó en las localidades de San Lorenzo y Capitán Bermúdez.
Piden informe sobre casos de morbi-mortalidad en el Cordón Industrial
Publicidad
En 2022 se cumplirá una década del primer y último informe de morbi-mortalidad realizado por el Ministerio de Salud de la Provincia de Santa Fe. Este informe nació de los constantes reclamos de los vecinos autoconvocados de Capitán Bermúdez, junto a Taller Ecologista y Semillas de Futuro se manifestaron sobre la creciente detección de casos de cáncer y afecciones respiratorias en la ciudad.

A mediados del año 2008, vecinos de la localidad de Capitán Bermúdez plantearon al Ministerio de Salud su preocupación ante la muerte por leucemia de dos menores en edad escolar y su potencial asociación con la contaminación ambiental de la región. A partir de este episodio se organizaron una serie de reuniones con autoridades políticas y legislativas de las comunas y municipios, autoridades de salud locales, representantes de las vecinales, referentes de los ministerios de Salud, Trabajo, Justicia y Aguas, Servicios Públicos y Medio Ambiente.

Durante estos encuentros se analizaron las condiciones de funcionamientos de las empresas emplazadas en el área, la legislación vigente a nivel provincial y local referida a la regulación del emplazamiento y funcionamiento de tales emprendimientos, las estrategias para abordar problemas derivados de fallas en el proceso de producción, afectaciones a la salud por las emanaciones de productos contaminantes (principalmente “el cáncer”), entre otros temas de interés comunitario.


Títulos de interés:
>Se normaliza el ingreso de camiones a los puertos del Cordón Industrial
>La OMS confirmó más de 5 mil casos de viruela del mono en el mundo

Informe

La situación de morbi-mortalidad asociada a los tumores malignos se analizó para la población de las siguientes localidades: Granadero Baigorria, Ibarlucea, San Lorenzo, Capitán Bermúdez, Puerto San Martín, F.L.Beltrán, Ricardone y Timbúes.


Datos oficiales de la Provincia de Santa Fe

Durante el periodo 2005-2009, se registraron un total de 1.268 casos de tumores para el conjunto de las localidades involucradas, lo cual representó una tasa de 170,16 por cien mil habitantes. El análisis al interior del Cordón Industrial permitió observar que de las ocho localidades cinco presentaron valores de la tasa por debajo del valor global.

De los 1.268 casos, 619 (49%) eran mujeres y 649 (51%) varones. Al incluir la variable edad se observó que, en ambos sexos, el grupo etáreo más afectado fue el de mayores de 65 años; con 356 casos en mujeres (58%) y 393 casos en varones (61%)

En particular, merece destacarse el fuerte impacto que tienen las muertes por causas externas en la población joven en las localidades de Puerto San Martín, Ricardone , Timbúes e Ibarlucea. De igual modo, la ocurrencia de muertes prematuras asociadas a los tumores es un hecho llamativo en las localidades de San Lorenzo y Capitán Bermúdez. En esta última, la incidencia de los tumores colorrectal significó un evento a destacar.

Pedido en Diputados

La diputada provincial Mónica Peralta presentó un pedido de informe en la legislatura de Santa Fe en relación a los casos de morbi-mortalidad detectados en la zona del cordón industrial que abarca las ciudades de Rosario, San Lorenzo, Capitán Bermúdez, Fray Luis Beltrán, Puerto San Martín, Timbúes, Granadero Baigorria, Ricardone e Ibarlucea durante el año 2020.

El pedido detalla que se informe sobre las enfermedades recurrentes en la población, muertes prematuras y casos de muertes por tumores.



Derrame de aceite en el Río Paraná

“Hemos detectado que hay un laxo control por parte de las autoridades en cuanto a los estudios de impacto ambiental de las empresas. Hay agentes como alérgenos, radiaciones ionizantes, contaminantes del aire y compuestos químicos carcinógenos que conllevan un riesgo a la salud socioambiental por su sola presencia” dijo la diputada a 11Noticias.

Consultada sobre este pedido remarcó que: “pedimos que se evalúen este tipo de enfermedades recurrentes de la región y que se traten las causas que generan las consecuencias, porque la salud socioambiental depende de todas y de todos”.

“Solicitamos que el Estado esté más presente en la Provincia de Santa Fe en cuanto a estos controles porque necesitamos saber cual es la actualidad de este informe. Ya pasó una década y está claro que el Estado tendría que focalizar y enfatizar más las gestiones en esta región”, remarcó Peralta.

Por ello la legisladora contó que estan organizando una serie de reuniones para debatir si la Ley de Medio Ambiente en la provincia corresponde a los tiempos que estamos viviendo o no. "Es nuestro deber evaluar cuantas industrias pueden instalarse en una misma región, cuánto lugar le damos al extractivismo, cuántos permisos se otorgan para la ubicación de industrias y la falta de un ordenamiento territorial acorde a las necesidades de hoy en día" detalló.


Las industrias y casos globales

En la provincia de Santa Fe, el polo del desarrollo de la actividad industrial se concentra principalmente en la región centro del territorio, más precisamente en la Región Rosario. La zona geográfica conocida como el Cordón Industrial de Rosario está integrada por un conjunto de localidades que se extienden sobre la costa del Rio Paraná tanto al norte (desde Timbúes hasta Granadero Baigorria) como al sur (desde Pueblo Esther hasta Villa Constitución) de dicha ciudad, que se constituye en el epicentro de la actividad social, económica y cultural de la región.



Varias son las condiciones que alimentan esta preocupación. Desde un nivel macro, el proceso conocido como transición epidemiológica que atraviesa la población de Argentina, y que comparten los santafesinos, implica un corrimiento de las enfermedades infecciosas hacia las enfermedades crónicas o degenerativas como las principales causales de la morbi-mortalidad de la población. Es así que las defunciones por enfermedades tumorales representan el 20% de las defunciones totales, tanto en el país como en la provincia (INC-Ministerio de Salud de la Nación-DEIS).

A pesar de los significativos avances en los métodos diagnósticos y terapéuticos para este tipo de enfermedades, el temor que despierta la incertidumbre de sus causas, la variedad de sus manifestaciones como así también la afectación de la vida del enfermo y su grupo familiar persiste a través del tiempo.

Los procesos de industrialización traen aparejados tanto beneficios como perjuicios potenciales para la salud de la población y el medio ambiente. Aún en las condiciones más controladas de funcionamiento, todo emprendimiento produce contaminación, la cual se espera se mantenga en niveles aceptables según los estándares fijados por los organismos internacionales.

Algunas sustancias presentes en el ambiente por debajo de ciertos niveles no son peligrosas. La sinergia de exposición conjunta a múltiples factores contaminantes podría dar lugar a condiciones adversas para la salud de las personas expuestas.

Se ha estimado que en los países industrializados un 20% de la incidencia total de enfermedades puede atribuirse a factores medioambientales como la contaminación del agua y del aire. Las enfermedades respiratorias, el asma y las alergias están asociadas a la contaminación del aire, siendo la población infantil la más afectada. Los agentes ambientales implicados son generalmente los óxidos de nitrógeno y azufre, las partículas en suspensión, ozono, compuestos orgánicos volátiles y los hidrocarburos.

Por otro lado, la exposición al ruido provoca trastornos auditivos, estrés, irritabilidad, alteraciones del sueño, trastornos cardiovasculares como también gastos económicos devenidas de las implementación de medidas de protección y aislamiento acústico, entre otros.

La medición de la exposición a numerosos agentes contaminantes y su impacto en la salud de la población es compleja, ya que no siempre se poseen los instrumentos de vigilancia sanitaria que permitan valorar su magnitud y gravedad. También la demorada latencia de muchas enfermedades no infecciosas vuelve a veces difícil asociar efectos clínicos constatados a probables factores de riesgos puestos bajo sospecha.

En Argentina, el derecho a vivir en un ambiente sano está expresado en la Constitución Nacional en su Artículo 41. Allí también se manifiesta que “Corresponde a la Nación dictar las normas que contengan los presupuestos mínimos de protección, y a las provincias, las necesarias para complementarlas, sin que aquéllas alteren las jurisdicciones locales. ….”.

Sin embargo, la debilidad de la normativa y/o la falta de control por parte de las autoridades han permitido el funcionamiento de actividades industriales, agrícolas y comerciales que aportan una importante carga de contaminantes al medio ambiente. Esto ha conducido a la contaminación del aire, el agua o los alimentos en niveles que pueden estar afectando nuestra salud.

Publicidad
Publicidad Publicidad Publicidad Publicidad
Publicidad
Av. San Martín 1215 San Lorenzo, Santa Fe, Argentina | C.P.: 2200 | +54 341 691 2807
© Copyright 2010, Todos los derechos reservados.
Escuchar en Google Podcasts