lunes, 28 junio 2021 | Fray Luís Beltrán

Domingo Borghi, un visionario que construyó un puerto para usar la hidrovía sobre el Camino Real.

A 140 años de la gestación de una comunidad que con un puerto, cultivos y visión no destacó. Domingo Borghi solicitó y obtuvo una estación en sus tierras, que llevaba su nombre, trabajó la tierra que hoy se nombra Fray Luis Beltrán.
Domingo Borghi, un visionario que construyó un puerto para usar la hidrovía sobre el Camino Real.
Publicidad
Este lunes se celebra el 129 aniversario de la ciudad de Fray Luis Beltrán fundada por el 28 de junio de 1887 como Puerto Borghi o Puerto Canaletas, allá cuando el italiano Luis Domingo Borgui junto a su hermano Carlos establecieron un puerto en su propiedad, que recibió el nombre de Canaletas.

Pasaron 140 años de la gestación de un movimiento civil que miraba al progreso al futuro y tenía de aliado una hidrovía pujante, con cultivos y emplazados sobre el Camino Real desde rosario a San Lorenzo.

Luis Domingo Borghi nació en la zona de Cermenate, provincia de Como (Italia), en el año 1848. En 1867, cuando tenía dieciocho años, decidió trasladarse a América. Alguien, durante la travesía, en calidad de pasajero de segunda clase, entabló una amable conversación con Borghi y le aconsejó que no desembarcase en Brasil sino en Argentina, ya que aquí había grandes posibilidades de dedicarse a las actividades agrarias. Domingo escuchó atentamente los consejos de su compañero de viaje. Además, su interlocutor lo vinculó con personas de su conocimiento y esto le permitió participar de las actividades que le abrirían las puertas de un futuro excelente.


Títulos de interés:
>Se normaliza el ingreso de camiones a los puertos del Cordón Industrial
>Inicio de semana con buen número de camiones en los puertos de la región

Al llegar a Argentina, se dio cuenta que las turbulencias políticas eran muy grandes. Los caudillos del interior estaban enfrentados con los representantes de los gobiernos liberales porteños: Mitre, Pellegrini, Sarmiento, Julio A. Roca, Juárez Celman, etc. Era una situación diferente a la de su país de origen. Ante esa realidad, consideró seriamente retornar a su patria ya que extrañaba a su familia y amigos. Al descender del barco, estuvo durante varios meses en la ciudad de Buenos Aires. Aún, la ciudad no tenía puerto. Recibía a los viajeros en lanchones arrastrados por caballos. Allí, conoció a Honorio Bigand, fundador del pueblo que hoy lleva su nombre.

Finalmente, decidió mudarse a la provincia de Santa Fe, donde estaban las mayores posibilidades de trabajar las tierras. Lo acompañó su amigo Bigand. Meses más tarde, decidió enrolarse en el ejército para luchar en la Guerra de la Triple Alianza, la cual fue armada por Inglaterra para apoderarse de las riquezas de Paraguay, con la complicidad del gobierno argentino.

Participó en el Regimiento de Artillería con entusiasmo y patriotismo. Las tropas estaban comandadas por Bartolomé Mitre. Borghi regresó ileso de esa guerra vergonzosa y se asentó en las tierras denominadas Jesús María (actual Timbués), del departamento San Lorenzo, que acababan de fundar Aldao y Cullen. Allí se hizo muy amigo de Miguel Cerana, propietario de una quinta de hortalizas y frutas, en 1877.

En esa localidad, adquirió tierras y las cultivó con trigo, constituyéndose en uno de los primeros colonos en utilizar este cereal en tierras santafesinas. Además, cultivó el maíz. En 1880, llegó a Argentina su hermano Carlos, que trabajó junto a él. Un año más tarde, el éxito de su labor perseverante le permitió adquirir en propiedad 300 hectáreas en lo que hoy es Fray Luis Beltrán. Destinó la mitad de sus tierras a la agricultura y la otra mitad a la ganadería. Las buenas cosechas permitieron a Borghi ampliar su esfera de acción, dedicándose al comercio, para lo cual se estableció con un negocio de ramos generales.

Las tierras de antes

Las tierras sobre las cuales se fundó esta localidad, pero sin acta de creación, pertenecían a Gómez Recio que las recibió en merced. En 1726, las transfirió a los Jesuitas que se instalaron en las tierras en que están asentadas las localidades de Andino y Aldao, respectivamente. Los Jesuitas fueron expulsados de sus tierras que también alcanzaban grandes extensiones en la actual Fray Luis Beltrán, las cuales pasaron a poder de la Junta de Temporalidades, organismo creado por el gobierno y que procedió al remate y venta de dichas tierras.

La fracción de tierra adquirida por Domingo Borghi pertenecía a la Junta. La compra no la hizo directamente a ésta sino a otros colonizadores. Los terrenos en que Domingo Borghi fundó la ciudad que llevó su nombre, ubicados desde entonces en el departamento Rosario, denominado “Bajo Hondo”, a cuatro kilómetros de San Lorenzo.

Las tierras compradas por Domingo y Carlos Borghi fueron propiedad de Gabriela Rodríguez de Ávila. Los hermanos las compraron el 1° de septiembre de 1880, con la firma del escribano Lisandro Paganini. Dichos terrenos se encontraban entre la barranca del Paraná y la línea de los terrenos que fueron de José Ávila, y que entonces formaban la Colonia Juan María Ortiz, en el borde superior de la barranca del río Paraná. Las dimensiones eran de 2.427 metros en el costado norte y 2.222 metros en el costado sur.

Conoció a María Bianchi, que vivía en San Lorenzo. En 1870, Borghi tenía 24 años de edad y se casó con ella. Tuvo nueve hijos: Regina, María, Ángela, Luisa, Ana, Domingo, Ramón, Alfredo y Juan.

De las precedentes medidas se ha deducido la parte cedida por Carlos Borghi al Ferrocarril Buenos Aires y la parte que Domingo Borghi le vendió a la Empresa Fives Lille de capitales franceses.

En el año 1886, comenzaron a arribar a la Colonia Jesús María (actual Timbúes) los primeros inmigrantes italianos, producto de la gestión de Borghi ante autoridades italianas.
En 1887, comenzó con la construcción del puerto a orillas del río Paraná que adquirió gran importancia en la exportación de quebracho y azúcar de melaza. El denominado Puerto “Canaletas” se hizo famoso. En primer lugar, se transportaba leña (consumida en Rosario y Buenos Aires), productos del agro y manufacturas.

En el año 1889, la empresa del Ferrocarril de Santa Fe trazó su línea a Rosario. Estaba a 1 kilómetro del río Paraná. Domingo Borghi solicitó y obtuvo una estación en sus tierras, que llevaba su nombre. Posteriormente, la empresa del Ferrocarril Central Argentino obtuvo también, en donación, el terreno necesario para trazar un desvío hasta la costa del río Paraná.

En 1892, los hermanos Borghi resolvieron separar sus bienes. Domingo quedó en propiedad exclusiva de estos terrenos, 300 hectáreas, atravesadas por el “camino real” de Rosario a San Lorenzo.
El 15 de julio de 1893, ante el escribano Federico Puccio, Pascual Acevedo le vendió a Luis Borghi una fracción de terreno de 86 metros de fondo. Se restó de dicha venta una fracción de 30 metros de frente por 97 de fondo, vendida al Ferrocarril Buenos Aires.

En 1897, se realizó la mensura de los terrenos de los hermanos Borghi. A Domingo le correspondió casi 6 hectáreas y a Luis, 12 hectáreas. La mitad de las tierras las utilizaba para el cultivo y la restante para la cría del ganado. Otros colonos que se afincaron fueron Gerardo Aramaire, Gustavo Zafón y Gustavo Lambert. Más tarde, Puerto Borghi pasó a propiedad del gobierno nacional. En 1905, comenzaron a rematarse los primeros lotes en sus alrededores.

En 1907, Domingo Borghi falleció a los 59 años de edad. Sus restos descansan en el Panteón familiar, junto a su esposa, en el cementerio de dicha ciudad.

Fue un visionario, tuvo una excelente trayectoria y supo conjugar con trabajo y amor un pueblo que con el correr de los años se transformó en una gran ciudad.


Vías del ferrocarril que cruzan desde el Oeste utilizadas para la reparación de vagones del ferrocarril URQUIZA en Fabrica Militar

Puerto Canaletas

En 1970 la por entonces comuna de Fray Luis Beltrán solicitó dictamen al archivo histórico provincial en torno a cuál era la fecha que debía tomarse cómo conmemorar el surgimiento de la localidad. Desde Santa Fe el director general del archivo Andrés Roverano dictaminó y fundamento que la fecha que debía establecerse era el 28 de junio de 1892, jornada en la cual el gobierno provincial autorizó el establecimiento de una nueva estación del ferrocarril de la empresa Fives Lille (hoy Belgrano Cargas), la cual había sido costeada por el vecino Luis Domingo Borghi. De este modo y durante la década del 70 Beltrán sostuvo dicha fecha y dicho año como hito formal de su creación.

En 1981 el periodista Plácido Grela sostenía en un texto que bajo el nombre “Campo de los Granaderos”, relataba la historia del Batallón de Arsenales N°603, que a fecha que debía tomarse por correcta era quella de 1892, (cinco años antes a la mencionada por la provincia), momento en el cual Luis Domingo Borghi estableció un puerto en su propiedad, que recibió el nombre de Canaletas, por ser este, el apellido del su constructor, afirmando en dicha publicación que al fundarse “Puerto Canaletas” se produjo simultáneamente la radicación de colonos, dicha sentencia será ratificada por el periodista en un informe de 1986, requerido por las autoridades municipales para zanjar dicha cuestión y también lo hará en el libro “Puerto Borghi”, que el autor publicaría en 1989 buscando describir la historia de la ciudad.

Grela, sostiene en dichas publicaciones, que la habilitación de un puerto en la actual zona comprendida entre el Batallón de Arsenales y la empresa Ar Zinc, en terrenos de Domingo Borghi, muelle que contaba con el desvío de Ferrocarril Norte Central Argentino que lo conectaba con el apeadero Granaderos (construido tiempo después), era razón suficiente para justificar el inicio de un movimiento poblacional. Apoyándose además, en la información publicada por dos grandes guías comerciales, de gran reconocimiento y popularidad, de aquellos años, como eran la Guía Basch del año 1909 y del álbum biográfico de la provincia de Santa Fe del año 1933.

Esta postura de Plácido Grela encontró eco en las fuerzas vivas de la ciudad y en el propio Concejo Municipal que en el año 1986 determinó, a través de un decreto, que la fundamentación que hasta entonces se había observado al momento de establecer el origen de la localidad, esto es el 28 de ju8nio de 1892, carecía de valor y que debía ser reemplazada por los argumentos esgrimidos por Grela.


Decreto

Este cambio tuvo como consecuencia el adelantamiento del centenario de la ciudad que estaba previsto para 1992 y se celebró en 1987.


Los primeros comercios y autoridades

Las guías y anuarios comerciales de fines del siglo XIX y de la primera mitad del XX, fueron utilísimas para viajantes y distribuidores de mercaderías porque permitían conocer las autoridades, productores y comerciantes de cada localidad en tiempos en que las comunicaciones eran difíciles. En su mayoría eran publicaciones nacionales, como las de Pablo Basch y las de la editorial Kraft, pero además contamos con algunas provinciales.

El Licenciado Sebastián Alonzo analizó, por medio de esta información aportada en la época, la evolución comercial, el crecimiento y desarrollo de Puerto Borghi desde 1887 a 1947, en los primeros sesenta años de la actual ciudad de Fray Luis Beltrán.

En el "Prontuario Informativo de la Provincia de Santa Fe" de 1887, dice que el Puerto Canaletas (luego Puerto Borghi) tenía 100 habitantes, que el guarda de Aduana era Alberto Gazcón y el jefe de Estación era Francisco Jerey, Gerardo Lamalle tenía almacén y fonda; otros almacenes eran los de Leopoldo Saffon y Gustavo Lambert. Según el mismo Prontuario pero de 1895, la población de Puerto Borghi alcanzaba los 200 habitantes. Aparece el francés Elías Capgras, dedicado a la cría de ganado y que luego tendría una estibadora. El guarda de Aduana seguía siendo Alberto Gazcón y el jefe de Estación, Carlos Lacombe. Continuaban los almacenes y fonda de los franceses Lamelle, Saffon y Lambert y el de los socios Sebastián Cusay y Donato Negro, italianos.

En 1902, el jefe de Estación era José Goffray; ya estaba el almacén de ramos generales de "Benigno Mon y Hno.", y los almacenes de Patricio Primavera y Antonio Defeli ppe. G. Gamale tenía confitería y restaurant.


Almacén Ramos Generales Regodesebes

En la "Guía Nacional de la República Argentina" de Pablo Basch de 1903, figuran como jefe de Correos Manuel Mon y jefe de Estación Carlos Sáenz Loza. Los almacenes siguen siendo los tres nombrados para 1902, al igual que la confitería y restaurante. Los estibadores continúan siendo Capgras y Dumon; el puerto y muelles de la Compañía Francesa del Ferrocarril Santa Fe y los rentistas eran los hermanos Domingo y Luis Borghi.

En 1933 la población había disminuido a 600 habitantes, para ese entonces Purto Borghi aún no tenía Comisión de Fomento y dependía de la jurisdicción comunal de la vecinal Juan Ortiz (Capitán Bermúdez). En esa fecha se cultivaba lino y maíz obteniendo un rendimiento de 8 y 30 quintales por hectárea respectivamente y se producían frutas y verduras de primera calidad en sus quintas. La hectárea costaba entre $1200 y $500 en moneda nacional.

Ya para ese año aparecía la Escuela Nacional nº 1 del Arsenal, la Escuela Fiscal n° 122 y la Biblioteca R. Camaño. Los clubes y sociedades eran el Club Atlético Arsenal San Lorenzo, la Sociedad Española de Socorros Mutuos y la Sociedad Teosófica. Los almacenes por menor eran los de José Basso y "Suárez Hnos." y Vicente Montoya, que también tenían despacho de bebidas; el bazar, despacho de bebidas, ferretería, tienda y ramos generales de "Regodesebes Hnos." y el almacén de ramos generales de la Cooperativa del Arsenal de San Lorenzo.


1933 llega la Fábrica Militar Fray Luis Beltrán

La Fábrica Militar Fray Luis Beltrán estuvo en sus comienzos constituida por dos dependencias: la de Artillería y la de Armas Portátiles. Dentro de la reorganización del Servicio de Arsenales del Ejército, se creó el Arsenal Regional del Litoral con sede en Puerto Borghi (provincia de Santa Fe) que más tarde se denominó Arsenal “San Lorenzo”. Allí, se dispuso establecer como anexo una Planta que en pequeña escala produjera municiones, espoletas y otros elementos.


Trabajadoras en 1943 de la Fábrica de Munición de Artillería de Puerto Borghi, actual Fábrica Militar de Armas Fray Luis Beltrán.

En 1933 se creó la Fábrica de Munición de Armas Portátiles y en 1936 dejó de constituir un anexo para integrar la Dirección de Fábricas Militares del Ejército. En 1939 se constituyó la Planta Experimental de Munición de Artillería de Puerto Borghi que en 1943 fue transformada en Fabrica Militar de Munición de Artillería “Borghi”. En 1950 los dos establecimientos fueron rebautizados como Fábrica Militar de Cartuchos “San Lorenzo” y Fábrica Militar de Artillería “San Lorenzo”. Cinco años más tarde se fusionaron bajo el nombre de Fábrica Militar “San Lorenzo”, que en 1961 se reemplazó por el actual Fábrica Militar “Fray Luis Beltrán”.

Para 1946 el "Anuario Kraft" dice que Puerto Borghi tenía unos 4.000 habitantes y que el agua buena se encontraba a 19 metros. Dice que había una usina eléctrica de corriente alternada y que había sembradas 175 ha de trigo, 50 de lino, 175 de maíz y 85 de alfalfa.

Presidía la Comisión de Fomento Lorenzo S. Bossio y era su secretario Marcelo González. El jefe de Correos y Telégrafos era José F. Zavala y el jefe de Estación, Juan Costantini. La directora de la Escue la Nacional era María Galarza. Los almaceneros eran el señor Camut, almacén del Arsenal San Lorenzo, José Sánchez, Juan Ferrer; almacenes y tiendas de "Regodes ebes Hnos." y "Suárez Hnos.", (este último también tenía café y billares); y los de los señores Valeiro, Frade y Farre. Las carnicerías eran la de Américo Monteverde y la del señor Olmedo. José Vercesi seguía como comisionista y tenía la farmacia Lucas J. Iglesias. Continuaba la herrería de Tarasio Millanes y tenían hoteles José Manzini y los señores Bertossi y Peralta. Justiniano Rodríguez tenía su lechería y verdulería; y tenía panadería E. Cagnoli. Las peluquerías en 1946 eran las de Lorenzo S. Bossi, Pedro Reville y la del señor Gagino. La señora Bossio era profesora de Corte y Confección y Francisco Trecarichi tenía un taller de radiotelefonía. Como lugares de reunión y esparcimiento estaba la Sociedad Española de Socorros Mutuos y el biógrafo del personal del Arsenal San Lorenzo. Otra tienda era la de César Gianfelice y tenían verdulería Bautista Domenech y el señor Mandolini.






Con información de :
11Noticias
Revista Historias Jun 12, 2013
Maximiliano Reimondi


Publicidad
Publicidad Publicidad Publicidad Publicidad
Publicidad
Av. San Martín 1215 San Lorenzo, Santa Fe, Argentina | C.P.: 2200 | +54 341 691 2807
© Copyright 2010, Todos los derechos reservados.
Escuchar en Google Podcasts