11Noticias Lo Último RosarioPolicialesTendenciasNovedadesSanLorenzoGremial
miércoles, 17 abril 2024 | Judicial

Quién es el joven de 15 años que habría cobrado hasta $900.000 por asesinar al playero y a dos taxistas en Rosario

Se trata del identificado como D.M.G. Si bien no pudo ser imputado en la causa ya que no es punible por ser menor, la Fiscalía lo ubica como posible autor material de los asesinatos de los taxistas Hector Figueroa y Diego Celentano como así también del playero de la estación de servicios, Bruno Busanich. Los fiscales aseguran que cobró 300, 200 y 400 mil pesos respectivamente por cada homicidio.
Quién es el joven de 15 años que habría cobrado hasta $900.000 por asesinar al playero y a dos taxistas en Rosario
En la jornada de ayer martes 16 de abril se llevó a cabo una audiencia imputativa en el Centro de Justicia Penal de Rosario para imputar a los presuntos autores intelectuales y facilitadores de los crímenes de Héctor Figueroa, Diego Celentano, Marcos Daloia y Bruno Busanich como así también de la balacera a la Comisaría 15, la tentativa de homicidio hacía un chofer de colectivo de la línea 122, y la colocación de una bandera con un mensaje intimidatorio en Bv. Oroño y Circunvalación el 9 de marzo.

La Jueza de primera instancia Dra. Álvarez tuvo por formalizada la audiencia imputativa, disponiendo la prisión preventiva efectiva por el plazo de ley (dos años, con posibilidad de uno más por prórroga o hasta el juicio) para Alejandro Isaías N., Brenda Natalí P., Gustavo Alejandro M., Macarena Solange M. y Axel Uriel R.

Según la acusación de los fiscales Adrián Spelta, Patricio Saldutti y Franco Carbone, los identificados como Alejandro Isaías N. de 28 años, Brenda Natalí P., Gustavo Alejandro M. de 29 años, Macarena Solange M. de 28 años y Axel Uriel R. junto a personas menores de edad identificados como M.M. de 17 años, M.C. de 16 años, a menores no punibles, D.M.G de 15 años, y C.N.T de 15 años, y junto a personas aún no identificadas; formaron parte del grupo que ideó y perpetró una parte de los ataques armados destinados a generar temor y conmoción pública en la ciudad de Rosario.

Para ello, seleccionaban objetivos sensibles como víctimas: choferes de taxi; recolectores de residuos; choferes de colectivos; comisarías; farmacias; y estaciones de servicio; ello -consideran- ocurrió como respuesta a las modificaciones impuestas en los últimos tiempos en los distintos regímenes de detención en las Unidades Penitenciarias, tanto en el Servicio Penitenciario Provincial como en el Servicio Penitenciario Federal, logrando tras el accionar conjunto atemorizar a la población en general.

“Con su accionar, los imputados tuvieron como finalidad infundir temor y conmoción pública, logrando atemorizar a la población de la ciudad de Rosario en general y a la comunidad de taxistas, colectiveros y playeros de estaciones de servicios en particular, provocando el cese temporal de dichos servicios, quebrando la tranquilidad pública de toda una sociedad”, concluyeron los letrados.

Utilizaban menores como “mano de obra”

Uno de los menores de 15 años acusados de participar de los hechos tomó notoriedad cuando su imagen se difundió a través de la fiscalía y videos de las cámaras de seguridad de una estación de servicios que captaron el momento en el que disparó a sangre fría contra Bruno Busanich, el playero de 25 años asesinado el sábado 9 de marzo.

A este adolescente, identificado como D.M.G., le habrían pagado entre 200.000 y 400 mil pesos por cometer los crímenes tanto del playero como de los taxistas Héctor Figueroa y Diego Celentano.

Organización de los hechos
Desde su lugar de alojamiento -Pabellón N.º 28 de alto perfil de la Unidad Penitenciaria N.º 11 de Piñero- del Servicio Penitenciario de Santa Fe-, Alejandro Isaías Nuñez alias “Chucky Monedita”, determinó y encomendó a Brenda Natalí P., quien se encontraba cumpliendo detención domiciliaria en la localidad de Funes a disposición de la Justicia Federal, que organice la comisión de los hechos, ofreciendo una remuneración económica para quienes ejecuten los mismos.

Así Brenda P. cumpliendo el mandato de Alejandro N., seleccionó los objetivos de los hechos, y dispuso de los recursos materiales y personales para cometer los mismos en forma conjunta con Gustavo M., Macarena M., y un menor de 17 años quienes les impartieron las instrucciones particulares, entregaron el arma de fuego utilizada; y ordenaron los hechos ilícitos a cometer por menores de edad por una suma de dinero.

Crimen del taxista Figueroa

Allí entró en juego D.M.G. quien fue convocado junto a M.C de 16 años y C.N.T de 15 al domicilio de Gustavo M., Macarena M. y un menor de 17 años, donde les brindaron las instrucciones específicas del homicidio a cometer, y les entregaron el arma de fuego a utilizar y la nota que debían dejar en el lugar del hecho, todo ello el día 5 de marzo.

Momentos más tarde, pasadas las 22:30hs aproximadamente, M.C (16) y C.N.T (15) concurrieron hasta la intersección de Bv. Oroño y Uriburu, donde C.N.T abordó el taxi conducido por Héctor Raúl Figueroa para dirigirlos hacia calle Flammarion y Lamadrid. Cuando el rodado conducido por Figueroa arribó a destino, D.M.G. abrió fuego contra el taxista provocando su fallecimiento, mientras C.N.T. descendió del rodado de manera apresurada desde el asiento trasero del vehículo, perdiendo en esa ocasión una de sus zapatillas y olvidando arrojar la nota amenazante.

Luego de efectuar los disparos, ambos menores huyeron del lugar corriendo, ocultándose en un domicilio cercano, donde se apersonó Macarena M. y les retiró el arma de fuego utilizada. Momentos más tarde, en un domicilio de calle Alem al 4000 de Rosario, se apersonó otra mujer y les pagó a los autores materiales la suma de $300.000 pesos a cada uno por el hecho cometido.

Crimen del taxista Celentano

De la misma manera que organizaron el crimen anterior, al día siguiente programaron el del taxista Diego Celentano. Así, a las 23:08hs, desde un teléfono celular aportado por el identificado como R.P, solicitaron por WhatsApp un taxi para calle Lamadrid al 400bis de Rosario, siendo adjudicado el viaje al vehículo conducido por la víctima Diego Alejandro Celentano.

El pasaje culminó en calle Marcelo T. de Alvear y Garmendia de Rosario, ocupado por los menores de edad. Arribados a destino, antes de bajar del rodado, desde el asiento trasero del vehículo, estos abrieron fuego por la espalda contra el conductor, causando el fallecimiento de Celentano de manera inmediata, producto de los múltiples impactos de proyectiles de arma de fuego en la zona craneal. Al descender del rodado de manera apresurada, uno de los autores del hecho perdió -nuevamente- una de sus zapatillas.

Luego de efectuar los disparos, los autores del hecho huyeron del lugar corriendo, regresando al punto de partida, donde devolvieron el arma de fuego utilizada. Momentos más tarde, por orden de Macarena M. en el domicilio de calle Alem al 4000 de Rosario, se les pagó a los autores materiales la suma de $200.000 pesos a cada uno por el hecho cometido.

Crimen del colectivo Marcos Daloia


En este homicidio entró en juego Axel Uriel R., un integrante de la banda de Esteban Alvarado, que habría recibido órdenes de parte de personas cercanas a este último que se encuentran presas en un pabellón de alto perfil en el Penal de Ezeiza, para seguir cometiendo asesinatos con la finalidad de crear temor.

Fue así que, con la colaboración de Brenda Natalí P., Gustavo M., el identificado J.M. (con captura vigente), la identificada J.G. (con captura vigente), junto a personas menores de edad y a menores no punibles (D.M.G de 15 años); y a personas aún no identificadas, idearon otra parte de los hechos atemorizantes contra objetivos sensibles.

Así Axel R., cumpliendo el mandato recibido, seleccionó los objetivos de los hechos, y dispuso de los recursos materiales y personales para cometer los mismos impartiendo las instrucciones particulares y entregando el arma de fuego utilizada; ordenado así los hechos ilícitos a cometer a cambio de una suma de dinero para los autores materiales, seleccionando los mismos; todo ello, desde el domicilio donde cumplía la prisión domiciliaria.

De esta manera, el 7 de marzo a las 18:45hs aproximadamente, la motocicleta marca Honda modelo Twistter 250cc de color blanco conducida por J.M (con captura vigente) llevando como acompañante a un segundo sujeto de sexo masculino aún no identificado, se presentaron en la esquina de calle Mendoza y Guatemala, en dirección sur a norte.

En dichas circunstancias, el acompañante de la motocicleta descendió del rodado y J.M continuó por calle Guatemala en dirección norte. A las 18:49hs, quien antes circulaba como acompañante en la motocicleta, ahora simulando ser un pasajero, aborda el colectivo de la línea K interno 12, conducido por la víctima Marcos Iván Deloia en la parada de calle Mendoza y Guatemala de la ciudad de Rosario, tras abordar el rodado, el colectivo retoma la marcha, y el masculino que acababa de abordarlo, sin mediar palabras, le efectúa dos disparos de arma de fuego dirigidos a la zona craneal del Sr. Daloia.

Luego de cometido el hecho, el masculino agresor descendió del colectivo en la esquina siguiente, en la intersección de Mendoza y México, y se dio rápidamente a la fuga tomando calle México hacia el Sur, para luego subirse a la motocicleta antes referida conducida por J.M para juntos darse rápidamente a la fuga, y dirigirse al domicilio de calle Nicaragua al 2200 de Rosario, donde escondieron la motocicleta y se cambiaron las prendas que vestían. Como consecuencia del hecho, el Sr. Daloia debió ser trasladado de urgencia al HECA, donde finalmente falleciera en fecha 10/03/2024 por las lesiones de arma de fuego sufridas.

Crimen del playero

El hecho por el cual tomó notoriedad la figura de D.M.G. de 15 años fue el asesinato de Bruno Busanich, el playero de la estación de servicios Puma de Mendoza y Ricardo Rojas el sábado 9 de marzo ya que se lo pone como autor material del homicidio. Este hecho fue organizado por los mencionados en el hecho anterior con la participación de otro menores.

Los fiscales explicaron que el día 9 de marzo de 2024 aproximadamente a las 20hs el menor D.M.G por orden de Gustavo M. y Brenda P., fue trasladado en un vehículo de alquiler desde calle Anchorena al 1500 hasta calle Misiones al 2200, donde fue recibido por Axel R., quien abonó el servicio.

Dentro del inmueble donde este último cumplía prisión domiciliaria, se recibió una vídeollamada desde el interior del Servicio Penitenciario Federal, dando instrucciones del homicidio a realizar el cual se transmitió al menor de edad. En dicha circunstancia se decidió el homicidio de empleados de estación de servicios “Puma” en zona de calle Mendoza y Ricardo Rojas de Rosario.

En esa situación J.G (prófuga) se presentó en el domicilio trasladando un arma de fuego y una nota manuscrita que debía dejarse en la escena, la cual expresaba ideas atemorizantes y amenazantes hacia el Gobernador de la Provincia de Santa Fe y otras autoridades. Momentos más tarde se presentó en el lugar un masculino no identificado, el cual aportó el vehículo con el cual se cometería el hecho.

Aproximadamente a las 23.30hs, el conductor del vehículo (no identificado), y el menor de 15 años de edad se dirigieron hacia el objetivo indicado, tras dar vueltas por frente a la estación de servicios, aguardaron en la intersección de Rojas y White, mientras el menor de edad se dirigió a pie hasta la estación “Puma”, donde una vez que la víctima del hecho, Bruno Nicolás Bussanich, ingresó en la cabina de cobranzas del playero de la estación, D.M.G se acercó portando una pistola “Taurus” calibre 9mm y efectuó tres disparos, impactando dos de ellos, en el torso y en el cráneo dándose a la fuga hasta donde lo aguardaba el conductor del rodado. Al momento de cometer el hecho, D.M.G arrojó la nota mencionada.

Ambos masculinos condujeron por calle White hasta calle Furlong, tomaron dirección sur y antes de llegar a la colectora de Autopista Rosario-Córdoba, detuvieron la marcha y el conductor ocasionó el incendió el vehículo, luego se dirigieron a la casa de Axel R. donde devolvieron el arma de fuego a J.G (prófuga) siendo que los allegados a la misma, incineraron las prendas que el menor utilizó.

Al día siguiente, por indicaciones de Macarena M. se determinó el lugar en donde el menor de edad debía ir a percibir lo pactado por la comisión del homicidio; este último se presentó en el lugar, en donde una mujer no identificada, entregó la suma de $400.000 pesos para luego retirarse del lugar en un vehículo de alquiler, hacia la casa de Gustavo M. a quien le entregó la totalidad de la suma cobrada, en concepto de reparación de una moto secuestrada en el marco de un procedimiento policial.

Intimidación a la Comisaría 15

Por último, a D.M.G, el menor de 15 años, también lo acusaron de haber participado con otros menores de 15, 16 y 17 años junto a otras personas no identificadas de la balacera que se cometió contra la Comisaría 15 de Rosario, por orden también de “Chucky Monedita” desde la cárcel y con la coordinación de Brenda P. desde su domicilio en Funes.

Con una organización similar, se los acusa de haber recorrido la ciudad en búsqueda de un camión recolector de residuos en la noche del día 7 de marzo pero, al no encontrar ninguno, se acercaron hacia la seccional 15 de Ameghino y Sarmiento, donde dispararon al menos cuatro veces contra el frente de la misma, para luego darse a la fuga.

Publicidad Publicidad Publicidad Publicidad Publicidad
San Lorenzo, Santa Fe, Argentina | C.P.: 2200 | +54 341 691 2807
© Copyright 2010, Todos los derechos reservados.
Registro ISSN - Propiedad Intelectual: Nº: RL-2023-30307622-APN-DNDA#MJ

ggg